¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 51 el Lun Ene 01, 2018 1:30 am.
Estadísticas
Tenemos 60 miembros registrados.
El último usuario registrado es Sakura Honda.

Nuestros miembros han publicado un total de 911 mensajes en 374 argumentos.
Últimos temas
» Presentándome.
Jue Mar 22, 2012 6:52 am por Erik Hendrick

» etto...Hola?
Vie Ago 05, 2011 10:18 pm por Alice Kirkland

» ~Madararui World~
Mar Ago 02, 2011 9:05 pm por Invitado

» Inuyasha RPG
Miér Jul 20, 2011 5:54 am por Invitado

» Afiliación Arcanian
Dom Jul 17, 2011 2:14 pm por Invitado

» Sin City -un foro de rol yaoi-
Miér Jul 13, 2011 2:14 am por Invitado

» ~ Yoso Elementary ~
Mar Jun 28, 2011 2:17 pm por Invitado

» Sakurai Pet Shop (Afiliación Élite)
Miér Jun 22, 2011 5:29 am por Invitado

» Clamor Insania Rol
Vie Jun 17, 2011 3:04 am por Invitado

Foros

El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Ir abajo

El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 05, 2010 2:04 am

Husmeando por el pasillo del tercer grado, Feliks investigaba todas y cada una de las clases que en ese momento estaban desocupadas. Eran bastantes, desde laboratorios hasta informática, y si en algunas se paraba a murmurar ("O sea, qué frío hace en esta", o "Guau, qué súper grande") ese murmullo sonaba amplificado debido al eco.

Llevaba cosa de cinco minutos mirando entre clase y clase, y fue casi al final del pasillo, a la izquierda, que se encontró con la clase. Era un lugar que parecía claramente desocupado, pues no había allí ni la mitad de mesas y sillas que los alumnos de su grado necesitarían ocupar. Además, excepto la grande que utilizaba el profesor, todas estaban arrinconadas en la pared, con las sillas subidas encima como si quisieran jugar a los castillos de naipes. Tampoco era tan grande, pero al estar tan vacía sí daba esa impresión; además se veía triste y apagada, así que mientras paseaba por toda ella recorriéndola empezó a imaginar formas de adornarla para que se viera más linda. Se asomó a la ventana y vio que la vista no era de las mejores, pero sí bonita, y decidió que ahí se quedaba (al menos, hasta que le reprendieran o algo).

Esa decisión fue acompañada de un resoplido contento y de un asentimiento silencioso.

-¡Bueno, vamos a hacer la súper oficina! -dijo para sí, y oyó eco.

Fue hacia el rincón de las mesas y sillas y cogió una de las segundas. Pesaban bastante; aunque él no era un enclenque tampoco era el capitán de fútbol, ni nada de eso. Además, la fuerza la tenía en los muslos, de montar a poney. La llevó hacia la mesa del profesor y la puso delante de ella, entonces volvió a por una segunda silla e hizo lo mismo, colocándola a su lado. Puso los brazos en jarras y lo miró orgulloso. Entonces sonrió juguetón y se sentó en la silla de profesor que, a diferencia de las de alumno, era mullida, grande y cómoda, y puso los pies sobre la mesa, con cara de mandón. Sacó de su mochila una libreta y fue hacia el encerado. No tenía tiza, así que jugó a ser profesor un ratito con el dedo, y cuando se cansó volvió a por su mochila.

De ella extrajo un rollo de fixo y una carpeta, que abrió revelando un cartel en el que estaban escritas, con letra irregular y especialmente colorida, las palabras "Consultorio sentimental". De nuevo, una sonrisa satisfecha asomó a su cara. Acarició con un dedo uno de los corazoncitos, estrellitas y poneys que tenía dibujados alrededor (no especialmente bien, pero quedaban monos), y salió hasta el pasillo, quedándose con la vista fija en la puerta. Alzó el cartel más o menos a la altura de sus ojos y lo posó en la puerta, evaluando. Se puso de puntillas y lo subió un poquito más, y entonces sí, lo encontró aceptable. Con los dientes, partió unos trocitos de fixo y los pegó en las esquinas del cartelito, fijándolo en la puerta. Cuando tuvo suficiente (reforzó con una doble capa), se apartó y comprobó que quedaba bien.

Bueno, un poco torcido... pero daba igual.

Entró en la clase, se sentó en su trono, y esperó.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 05, 2010 6:35 pm

La puerta se abrió con un rechinido. Cualquiera diría que un estudiante normal entraría al consultorio por que le gustaba alguna chica, pero en lugar de eso sólo entró el temible albino con su habitual cara de malos amigos. Sólo traía la camisa del uniforme y los pantalones, había olvidado el saco y el chaleco por ahí, y por curiosa ocasión traía el pelo suelto sin listón.

No se veían sus navajas a la mano, pero las traía guardadas en su pantalón y no parecían sujetar algo, pues estaban casi extendidas. Avanzaba con calma y cuando encontró un asiento lo suficientemente cómodo para colocarse, lo tomó. Levantó la vista hacia el chico, no muy impresionado por su identidad, después habló con una extraña calma.-
.. Me gusta alguien. -Así, declaró sin más. Cualquier otra persona que hubiese escuchado decir al albino eso, de seguro diría que en ese día habría un terremoto por tan extrañas palabras de parte de él.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 05, 2010 6:41 pm

Feliks sintió un agradable estremecimiento en cuanto la puerta de su nuevo consultorio se abrió. Su corazón dio un saltito mientras, en una fracción de segundo, saboreaba la posibilidad de tener un "cliente". Fue entonces cuando vio a la persona en cuestión: un chico con el pelo algo largo, albino y suelto (no le quedaba mal, pensaba Feliks, pero él le hubiera puesto algunos chichos para adornar). Después se fijó en su cara y le dio algo de mala espina, pero bueno, cada uno nacía con la cara que Dios le había dado y él no era quién para juzgar. Eso sí, se puso tenso y esbozó su mejor sonrisa de persona orgullosa (era su método para afrontar la timidez).

Jopé. Ni siquiera saludó.

-¿Ah, sí? O sea, chachi -cogió la libreta que llevaba consigo y garabateó con letra irregular y en polaco "tipo raro de pelo blanco: enamorado de"-. ¿Y cómo puedo ayudarte, totalmente?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 05, 2010 6:53 pm

Tenía una postura despreocupada, había sacado las manos de su pantalón y las había colocado sobre sus muslos. Tenía las piernas ligeramente abiertas y el rostro sereno, aunque parecía que su vista se encontraba entretenida en la ventana detrás del polaco que en este en si. Consideró que ya no podía tener más sus manos quietas y sacó su navaja sin retirarle el filo, tenía la costumbre de lanzarla al aire y atraparla cuando estaba inquieto o aburrido. Habló sin mirar al chico.

Quiero salir con esa persona. -Seguía la navaja con la vista, luego la atrapó y se puso de pie. Avanzó hacia el polaco y descargó su mano derecha en contra del asiento ajeno, mirándolo muy de cerca hacia los ojos, parecía que lo degollaría si recibía un no por respuesta.- Quiero salir con Ivan Braginski.- Ahora sí el mundo se iba a detener. Los dos tipos más escalofriantes saliendo juntos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 05, 2010 7:52 pm

Alzó una ceja al ver la navaja. ¿No estarían prohibidas? Bueno, seguramente su móvil también estaba prohibido y como que se tomaba esa regla un poco por debajo de la espalda. Aún así las navajas no le daban buena pinta nunca.

Alzó la otra también al ver que el tipo se le acercaba y le intimidaba. Se asustó así como repentinamente y contuvo la respiración, y aunque no tenía ni pajolera idea de quién era ese tal Ivan se quedó mudo por un rato (pero mayormente debido a la cercanía casi acosadora del tipo).

-Oye, como, no estoy sordo -espetó, tratando de salirse de esa especie de lío que atentaba contra su timidez-. Como, no tienes que invadir mi espacio personal ni nada, ¿saes? Eh... -sin aguantar más, desvió la mirada con un imperceptible escalofrío, y ahogó un respingo.

Anotó en su libreta, detrás de lo anterior, el nombre de la persona, "Niban Palinshki", y carraspeó, echándose hacia atrás.

-Bueno, esto no se hace solo y eso, dime, ¿cómo es esa tal Niban? -como era un desastre con los nombres extranjeros, hasta pensaba que era una chica-. Para que quiera salir contigo primero, como, hay que seducirla y todo el rollo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 05, 2010 10:37 pm

Levantó una ceja y le dió tiempo al muchacho de que corrigiera el error que había cometido con su preciado Ivan .. ¿Cómo que Niban? .. Esperó unos segundos .. tres .. cuatro .. De repente, se fastidió tanto con el error que le tomó de la cabeza y lo empujó hacia el respaldo con fuerza, apoyando una rodilla en el "trono" para prácticamente, quedar encima del polaco con una cara de delincuente que indicaba claramente peligro.

- .. Estás siendo muy grosero con su nombre .. Iván, se llama. Es un hombre. - No le importaba admitir que le gustaba un chico, últimamente el ser bisexual estaba de moda, muchas personas populares que conocía en el instituto tenían cosas con hombres de una forma bastante liberal. Esbozó una sonrisa muy suave, el gesto superior que tenía el polaco comenzaba a gustarle.- .. Pero ¿Sabes? Creo que también quiero salir contigo. ¿Te vienes a mi cuarto esta noche?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Vie Ago 06, 2010 4:49 pm

-¡Aaaay!

Gritó, sorprendido y en cierta medida asustado por el agarre repentino en su pelo (le iba a despeinar), la fuerza con la que lo había hecho y la proximidad más que desagradable para alguien como él. El pelo albino del tipo le acarició una mejilla durante unos segundos, y le provocó un nuevo escalofrío.

-Oye, oye, ¿de qué vas? -espetó, demostrando un valor infantil que estaba lejos de sentir. Era muy de marcarse faroles-. O sea, si quieres que te ayude márcate un espa...

Pero se calló al oír lo último. De golpe se le pusieron las mejillas furiosamente rojas y sus ojos verdes se abrieron de par en par. ¿Acaso había oído bien lo que le acababa de soltar?

-Tú... ¡tú flipas, y eso, o sea! -extendió las manos hacia él y le empujó haciendo fuerza para apartarlo-. Como, ¿de qué me hablas? ¡Yo no quiero totalmente nada contigo!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 07, 2010 8:21 pm

Sucedía algo bastante curioso con el albino: Entre más recibía rechazos, más le gustaba el asunto. Lo que el rubio hacía no era más que estimular la insistencia del Bielorruso, que mostraba una suave sonrisa en sus labios. Acomodó una rodilla entre las piernas ajenas y luego, colocó su pecho contra el ajeno buscando someterlo en contra del trono. Su respiración llegó a hacer contacto con la ajena y por tal cercanía, parecía que estaba a punto de besarlo.

- .. Qué malo eres en tu trabajo, en ese caso .. ¿No vas a conseguirme una cita? .. Quiero una contigo, pequeña.
-Sabía que era un niño, pero a propósito le llamó chica para buscar enfadarle un poco, o quizás podría resultar ser una de esas personas que se emocionan por ser consideradas de otro género.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 08, 2010 1:26 am

Había estado dando vueltas por el instituto durante unas horas después de clase, llegando a una zona de aulas vacías y prácticamente abandonadas, a juzgar por lo frío y silencioso que estaba todo allí, además de haber visto por dentro algunas de ellas con las mesas y sillas retiradas contra la pared.

Hacia la mitad se encontró con una con un curioso cartel que le llamó la atención por su colorido y los lindos dibujos que tenía. Sonrió, pensando en qué tipo de persona pondría un consultorio, aunque a juzgar por aquel cartel, debía ser una chica bastante agradable. ¡Genial! Ella quería tener amigas, así que tocó un par de veces a la puerta y se asomó, aunque no tuviera ningún tipo de problema que consultarle, al menos sería agradable charlar un rato.

Lo que la dejó descolocada fue ver a ese enorme chico (... sí, debía ser un chico por el cuerpo que tenía, aunque al estar de espaldas y tener el pelo largo por un momento se confundió) encima de otra persona. Uy, tal vez se había equivocado al entrar allí...

-Ehmm... ¿hola?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 08, 2010 1:51 am

-E-eh...

Torció la cabeza a un lado cuando su aliento le chocó en la cara e hizo más fuerza para empujarlo. Por ahora sólo era un aviso, pero...

Apretó la pierna para ver si aplastaba su rodilla, pero vamos, él mismo sabía que era un intento inútil aunque las tenía fuertes, y que tendría que liarse a arañazos, mordiscos, tirones y algún que otro puñetazo si este tipo no lo soltaba a la de ya. Entonces el albino que aún no se había presentado le empezó a decir una chorrada tras otra, que provocó que se revolviera en el sillón.

-O sea, yo no trabajo eso, ¡ni tampoco trabajo para acosadores!, ¡largo de aquí como que ya!

Iba a empezar a morder, pero entonces llamaron a la puerta y un pelo corto se asomó. Antes de ver si era mujer, hombre, hermafrodita, estudiante o profesor, empezó a chillar.

-¡ME VIOLAN! ¡ME VIOLAN!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 08, 2010 1:59 am

- .... - Eso fue lo único que quedó en el lugar, un silencio bastante pesado de parte del albino. Se había apartado un par de pasos del rubio y de repente, comenzó a descargar una burlona carcajada ronca, tan fuerte que se podía escuchar fuera del salón. Se abrazó el estómago con el brazo derecho y con la zurda apuntaba al rubio, el cual prefirió chillar que darle su merecido.

Cambió la vista hacia la chica que había llegado. Una chica que no era su tipo, pero vaya que tenía lo suyo. Se cruzó de brazos y la observó entrar, después de mirarla unos instantes tomó asiento en la banca que antes había sido su asiento, quería ver qué más podría seguir. Pero antes, buscó sacarle tanta tensión al ambiente.- Está dramatizando.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 08, 2010 2:26 am

Sintió un estremecimiento nada bueno cuando escuchó aquella siniestra carcajada, tragando saliva y casi dispuesta a irse, pero el grito de "¡Me violan!" se le había quedado grabado en la mente. Nadie haría daño a nadie en su presencia.

-¿Uh? ¿Dramatizando? -arqueó una ceja, un poco confusa. No creía que fuera dramatización ni nada parecido, aunque a ella le costaba leer el ambiente. Sin embargo, se creería antes a una persona que no pareciera tan siniestra-. ¿Estás bien? -preguntó, avanzando unos pasos y mirando a la persona rubia que había sido acosada, ahora sí con muchas dudas sobre su género.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 09, 2010 5:37 pm

Sonrojado, Feliks frunció el ceño y miró al tipo acosador. ¿Pero qué se creía!, ¡no dramatizaba, lo sabía bien! se levantó muy digno y con las manos en los bolsillos (porque temblaban) y se acercó a la chica, con el cuello tieso y la piel de gallina. Le dirigió exactamente la mirada que le dirigiría un gato a punto de atacarle.

-¡Claro, dramatizando, y eso! -espetó, burlón-. Si no te vas, como, voy a llamar a los profesores... ¡acosador!

Y con todo su valor se escondió un poco tras la chica, resoplando suavemente. Para que no se viera que ahora también sus piernas temblaban un poco.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 21, 2010 10:36 pm

Miró al muchacho con algo de calma, elevando las cejas con curiosidad. Se había dado cuenta de cómo se había ocultado detrás de la chica .. Una sonrisa muy malvada apareció en sus labios y se giró hacia la dama, quedando frente a esta y al rubio, al cual miró fijamente. De repente, avanzó el rostro y robó un beso de los labios del rubio, luego estalló en una gran carcajada, quería ver su reacción.

Bajó las manos y las guardó en sus bolsillos, después cambió la vista hacia la dama, ahora que lo pensaba tenía un toque interesante. El estilo de su cabello, su acento y comportamiento, no cabía duda que ese colegio con distintas personas del mundo, era genial.-
.. ¿Permitirás que un hombre te use de escudo?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 25, 2010 8:22 am

Gustavo había escuchado rumores de que un "aula" se estaba utilizando como consultorio sentimental en el área de los de tercero y decidió ir en busca del lugar, necesitaba escuchar un consejo de un experto.

- *Para empezar quien sabe si atenderán a los de primer curso* - Pensó

Al avanzar un poco más en la dirección que le habían dado escucho mucho ruido proveniente de un de las aulas más cercanas y se dirigió al lugar

-Buenas - Saludo al acercarse a la puerta, el panorama que encontró lo dejo mudo, un chico pelilargo se ocultaba tras una chica de pelo corto, mientras era besado por un guapo y algo amenazador sujeto, alcanzo a escuchar lo dicho por el ultimo "¿Permitirás que un hombre te use de escudo?"

Sonrió al escuchar esas palabras - Creo que están muy ocupados por ahora... ¿Debo hacer una cita previa o algo? - Pregunto, mientras se adentraba en el lugar

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El consultorio sentimental de Feliks [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.